Más conectados, menos comunicados

Celulares, Tablets, redes sociales, correo electrónico, etc. Toda esta tecnología creada para mejorar la comunicación, para relacionarnos mejor, de forma más rápida y cómoda, se ha convertido en una gran paradoja.

Por un lado, podemos conectarnos fácilmente con personas de distintos lugares como si estuviésemos ahí, pero por otro lado, las relaciones presenciales se volvieron más superficiales, más vacío de contenido, sin estar 100% con la persona que estamos hablando por estar siempre interactuando con la tecnología. Ejemplos hay miles, se puede observar cuando uno va a un restaurante a comer, a un recital, en todas las mesas y espacios está el celular ahí para sacar la foto de lo que se va a comer, para ver los likes que recibe esa foto… y se pierde el momento con los que están ahí con nosotros, el dedicarle tiempo al otro, mirarse a la cara, reírse con el otro y que no termine todo en un mensaje y un emoticon.

Nos estamos perdiendo lo bello de un abrazo, del contacto, de las carcajadas fuertes y compartidas, y de una mano tibia. Aún cuando logramos salir con alguien, lo hacemos con teléfono en el medio y en vez de mirarnos entre nosotros, miramos las pantallas de nuestros dispositivos y solo miramos al otro para mostrarle algo que encontramos del otro lado de la pantalla.


Nosotros que somos seres sociales nos hemos vuelto cada vez más individualistas, estamos cada vez más encerrados y todo lo comunicamos a través de un botón; y en la era de la globalización estamos cada vez más encerrados y solos. Aprovechemos a la tecnología y sus avances pero que esta no nos controle, no nos perdamos lo bello de la vida que tiene que ver con disfrutar de todo lo social, pero no de forma virtual, sino real, palpable.

En esta era de las comunicaciones donde creemos que tenemos todo al alcance de nuestras manos. Donde todo es para ayer, la tecnología puede ser un amigo o un enemigo.⠀

Con los más peques es importante poder encontrar un objetivo a trabajar, ya sea en las tablets, teles, celulares, consolas. Que no sea solo pasar hs frente a X aparato. Sino que sea un disparador para crear, que sea para compartir con un otro, que sea para animarse a desenvolverse….⠀

No los olvidemos de mechar con actividades de creación, de expresión corporal, de imaginación y de relajación. No pensemos que el aburrimiento es malo. ⠀ Recordemos que grandes invenciones se hicieron desde el aburrimiento o haciendo otra cosa.⠀